La Abadía del Sacro Monte, su Cabildo, la Cofradía del Cristo del Consuelo, la Fundación, la Comunidad Parroquial y todo el personal de la casa quieren manifestar su solidaridad con Ucrania, su apuesta por la paz y el rechazo de la violencia.

Los hombres y los pueblos tienen derecho a vivir en tranquilidad sin que otros, con comportamientos inhumanos y egoístas, vengan a romper su vida ordinaria. No hay razón alguna, ni política ni ideológica, para causar tanto sufrimiento a los habitantes de una nación. Toda persona merece un respeto sagrado a su vida.

La Abadía del Sacro Monte, institución cuatro veces centenaria, nació con el deseo de convivencia pacífica entre dos pueblos de cultura y religión diferentes. En las aulas de sus facultades universitarias y colegios, y en la espiritualidad cultivada por su cabildo siempre se ha defendido la relación fraterna entres los seres humanos que nuestros hijos somos del Padre de Dios, como Jesús, nuestro Maestro y Señor, nos enseña.

Nos unimos al pueblo ucraniano que sufre injustamente y participamos de la solidaridad que afortunadamente ha suscitado esta dolorosa situación.

Oramos con la Iglesia orante al Señor, Príncipe de la paz, e imploramos de Santa María, Reina de la paz, que cese la guerra, que los hombres aprendamos que somos todos iguales, y hermanos llamados a un destino feliz.