La Hermandad de la Sentencia y Maravillas recupera esta tradición que tuvo que dejar de llevar a cabo por la pandemia. Una forma de hacer partícipes a los más pequeños de la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

Podrán participar todos los niños y niñas que lo deseen, sean o no hermanos de la cofradía. Habrá una “igualá” para aquellos que participen como costaleros portando el paso procesional de la Santa Cruz. “Es una forma de acercar a los jóvenes en el misterio de la cruz de Jesucristo. Desde el primer año viene bastante gente. Las familias están encantadas y los niños también”, explica Alberto Gómez, vocal de juventud de la Sentencia y Maravillas.

Saliendo desde San Pedro y San Pablo a la Carrera del Darro, la procesión subirá por el Callejón de la Concepción, yendo por San Juan de los Reyes, Cuesta del Chapiz, para regresar desde allí de vuelta al templo. Durante el recorrido estarán acompañados de la banda musical del Cristo de la Expiración de Granada.

Las papeletas de sitio pueden reservarse desde la misma sede de la hermandad, contactando por teléfono o rellenando este formulario.

Ignacio Álvarez
Secretariado de Medios de Comunicación Social