Con un receso motivado por los meses de verano, el cabildo del Sacromonte vuelve a invitar a todos a participar de esta tradición devota del pueblo granadino durante siglos.

La sabatina consiste en una oración junto a la imagen mariana de José Risueño en el monumento de la Inmaculada, con una posterior procesión por las Santas Cuevas, en donde tiene lugar un solemne rezo de vísperas.

Será el sacerdote D. David Salcedo quien se ocupe en este caso de presidir esta sabatina, en la que se pedirá especialmente por la Iglesia perseguida en el país nicaragüense.

La sabatina volverá a repetirse todos los segundos sábados de mes, a las 19:30 durante el horario de verano y a las 17:30 en el tiempo de invierno.

Ignacio Álvarez
Secretariado de Medios de Comunicación Social
[mx_youtuber type=”video” id=”E4uU51_VxJM” display=”header,title,channel”]