Fecha de publicación: 28 de diciembre de 2021

La Nunciatura Apostólica en Irak ha agradecido a los granadinos los donativos realizados durante el año 2020 y que fueron entregados a principios de año 2021 por nuestra Archidiócesis para sostener a las Iglesias y refugiados de Irak.

En una carta dirigida a nuestro arzobispo Mons. Javier Martínez, el Nuncio Apostólico en Irak, Mons. Mitja Leskovar, agradece “la solidaridad de la Arquidiócesis de Granada con las Iglesias golpeadas en la tierra de Abraham” y expresa “mi más sincera gratitud a las personas que con sus aportes han hecho posible esta donación”.

EN QUÉ SE HAN UTILIZADO LOS DONATIVOS
La suma de estos donativos alcanza los 23.024,96 euros (correspondiente a 26.250 dólares), aportados en las colectas de la Eucaristía que cada domingo preside nuestro arzobispo a las 12:30 horas en la S.I Catedral.

Dichas aportaciones se han destinado a la Iglesia Caldea en Alepo, para ayuda de emergencia para las familias en Siria; a las Hermanas Misioneras Franciscanas del Inmaculado Corazón de María, para la construcción de un techo para proteger a los niños en el patio del jardín infantil en Qaraqosh; y al Servicio Jesuita de Refugiados, en Irak, para sufragar los gastos de transporte para pacientes en atención psicológica. Cada uno de estos proyectos han recibido 5.000 dólares. Además, las Hermanas Misioneras Franciscanas del Inmaculado Corazón de María han recibido otros 6.250 dólares, para ayudar a las familias refugiadas y pobres en Qaraqosh – Plano de Nínive.

Un total de 2.500 dólares han sido destinados a proyectos de apostolado en la Comunidad de los Padres dominicos en Bagdag, dirigidos a costear el transporte para grupos de catecismo. Esta misma Comunidad en Erbil recibió otros 500 dólares, también para el apostolado. Y 2.000 dólares a la Comunidad “Amore e felicità”, a favor de los discapacitados y sus familias, de la Iglesia caldea.