Con motivo de San Antón. 

Este miércoles 17 de enero, el pueblo de Monachil comienza las celebraciones para conmemorar a San Antón, el venerado patrón de los animales. A las 17 horas, los residentes se reunirán para la bendición de los animales de la localidad, donde todos los que quieran podrán bendecir a sus mascotas en este festivo día. Seguido de este momento, celebrarán todos juntos una eucaristía a las 18 horas.

La festividad continuará el 21 de enero con una misa a las 11 horas en honor al santo, seguida de una procesión que recorrerá las calles, junto a la imagen de San Blas, en anticipación a su próxima festividad. Las celebraciones estarán presididas por el párroco, D. José Antonio Vinuesa.

La jornada concluirá con la tradicional olla de San Antón, donde la comunidad compartirá una comida en un ambiente de devoción.

SAN ANTÓN ABAD

Su vida estuvo marcada por la soledad, el ayuno y el trabajo. Quedó huérfano a los 20 años; donó todos sus bienes a los pobres y se retiró al desierto, donde combatió contra las tentaciones del demonio, escogiendo la vía de la ascesis y la oración. A él se debe la constitución de grupos de monjes que, bajo la guía de un padre espiritual, se consagran al servicio de Dios.

La iconografía tradicional representa a San Antonio que porta el bastón de los ermitaños en forma de T, “tau”, última letra del alfabeto judío, como alusión a las cosas últimas y a nuestro destino final. Generalmente va acompañado de un cerdo que lleva una campanita al cuello. Dicha representación tiene su origen en el hecho de que la antigua Orden hospitalaria de los “Antonianos” criaba cerdos en los centros habitados, ya que la grasa de estos animales se usaba para ungir a los enfermos de ergotismo.

El día de la fiesta litúrgica de San Antonio -17 de enero- se bendicen los establos y los animales domésticos.