Fecha de publicación: 21 de diciembre de 2021

Insertado en el tabernáculo del altar mayor de la parroquia de San Pedro y San Pablo luce un año más su belén monumental con la colaboración de las Hermandades de las Maravillas, el Rocío y los Dolores. Este Belén a tamaño natural representa el misterio del nacimiento de Jesús junto a los Reyes Magos en una extensión de 35 metros cuadrados.

Un grupo de 8 voluntarios han sido los encargados este año del montaje del Belén compuesto por figuras de barro obra del escultor D. José Manuel Mesa Ocaña, vestidas con diferentes piezas de los ajuares de las hermandades.

Entre las más destacadas la Virgen María lleva una goyesca (mantilla) del siglo XIX de la Virgen de los Dolores así como la corona de plata de la Virgen de las Maravillas. La figura de San José también va vestido con una capa pluvial del siglo XVIII, brocada en oro con encajes según nos cuenta D. Ernesto Gómez, sacristán de San Pedro y San Pablo y responsable del montaje del Belén:

“Desde pequeño tenía la ilusión de montar un Belén de esas dimensiones, a tamaño natural, una ilusión que se ha hecho realidad en esta iglesia. Para mí la Virgen María, es el reflejo de la ternura aunque de todo el Belén destacará al Rey Melchor. Las personas que nos visitan se quedan impresionadas por la fuerza del misterio colocado en el altar, es muy especial el Belén de San Pedro”, comenta el sacristán.

El Belén de la iglesia de San Pedro y San Pablo podrá visitarse hasta el 9 de enero, de martes a sábado en horario de 19 a 20:30 horas y los domingos y festivos de 10:30 a 12:30 horas.

María José Aguilar
Secretariado de Medios de Comunicación Social